viernes, 27 de septiembre de 2013

¿ Quién era San Isidro ? - 2ª Parte

Esta carroza obtuvo el primer premio en el año 1983, y fue presentada, construida y patrocinada por la empresa Cooperativa Serrana de Carpinteros COSECA. La figura del Cenachero fue construida por un servidor, Antonio Solis, ayudado por Antonio Mora Martín durante la época en la que estuvo viviendo en Sierra de Yeguas.
Seguimos con San Isidro.

Si mal no recuerdo, el día 15 de Mayo de 1953, todas las carrozas, bien engalanadas, se colocaron en la calle Villavicencio, y a las once de la mañana se procedió al desfile romero. En la primera carroza se colocaba a San Isidro el labrador, que desde ese momento se proclamaba patrón de los labradores.
Seguidamente, aproximadamente una veintena, seguían a la carroza matriz, encaminando la calle la Cruz, hasta la puerta del Ayuntamiento, donde era obligatorio hacer una pequeña parada para que el jurado deliberará cuáles serian los primeros premios. Una vez que cada carroza había pasado ante el jurado, seguían su marcha para hacer el camino hasta llegar a la finca El Puntal.

Titulo de esta carroza: LA FERIA. Obtuvo el tercer premio. Fue presentada y construida por COSECA, Por la derecha aparece el ya mencionado D. Antonio Mora Martín, y por la izquierda la niña Mariluz García.
Durante el camino, los romeros cantaban y degustaban el buen vino. Tras la llegada, se celebra la misa al Santo Patrón. Después, ya todo era baile y buena comida. Los expertos en hacer "la porra" andaluza procedían a prepararla, ya que en Sierra de yeguas había y hay muy buenos "labradores de la porra".
Por la tarde, ya escalonadamente, cada carroza hacía el regreso para prepararse para la fiesta y el baile de la noche.
El los primeros años, la romería duraba tres días. Incluso se montaban los alumbrados y algún que otro cacharro de feria.
Estas fiestas se celebraron durante nueve o diez años, después tuvimos unos cuantos años que no se llegó a celebrar.
Después, desde 1962 hasta 1965, el instituto de Colonización construye el nuevo poblado para los colonos y se hace nueva reforma parcelaria, convirtiendo todas las tierras de regadío e incorporando nuevas tierras compradas al cortijo Peñuela. Los antiguos parceleros, que labraban unas treinta fanegas de secano, pasaron a tener entre 9 y 13 fanegas, pero estas ya de regadío, bien preparada de drenaje y canales para un correcto desagüe.

Antigua carroza de las que celebraban la romería en la finca El Puntal.
Tras la construcción del poblado, se piensa en recuperar la romería. Así,  a principios de los años setenta, se le da un nuevo impulso e esta fiesta, organizándose desde el Ayuntamiento un grupo de jóvenes y de mediana edad para hacer las carrozas. Dichas carrozas pasaron de ser de tema romero a artística. En cada una de ellas se plasmaba cualquier motivo de actualidad, llegándose a conseguir trabajos de alta relevancia.
 
El carro o carreta que se empleaba en los tiempos de su fundación ya quedaba atrás, puesto que escaseaban. Entonces, hubo que emplear remolques arrastrados por un tractor. Algunas carrozas empleaban dos remolques, debido al gran tamaño del tema que habían escogido sus organizadores.

Esta bella carroza obtuvo el 1º premio. Construida y patrocinada por HEGOMAR. Los ciervos fueron construidos por un servidor, Antonio Solis.
El desfile de carrozas en Sierra de Yeguas alcanzó un interés tal que todos los pueblos limítrofe se desplazaban para ver el atractivo y colorido de verdaderas obras de arte, incluso algún que otro visitante se interesa en colaborar, ya que para poderlas construir había que echar mano de las casas comerciales que actuaban como patrocinadoras.
Delante de cada carroza se instalaba una pancarta anunciando el nombre de la carroza y la casa patrocinadora. Lo cierto es que cuando se buscaban los patrocinadores nadie dudaba en colaborar, incluso entre los pueblos, pues sabían que iban a colaborar en un trabajo de cultura de bastante relevancia.
Durante 25 años se mantuvo este alto nivel "carroceril". Pero como todas las cosas que no se cuidan y no se le da el apoyo que merecen, termina por perderse, aunque en este caso no se ha perdido, solo que hemos vueltos al sistema antiguo. carrozas rocieras, baile y buena comida entre amigos.
Si hoy en día existiese este tipo de carrozas artísticas de tiempos a tras, estoy seguro de que se podrían declarar de interés artístico cultural. 



¿ Quién era San Isidro ? 1ª Parte ?